Al-Mamun (1043-1075)

Dan nombre a un personaje muy importante para la historia de Brihuega ya que bajo su mandato la población vive el primer momento de esplendor. Tenemos que situarnos en el siglo XI, el territorio musulmán se encuentra fragmentado en diversos reinos denominados Taifas. Brihuega en este periodo pertenece al territorio con capital en Toledo. El monarca más destacado será Al Mamun que fomentará las artes e intentará emular en su reino el esplendor del período califal cordobés. Durante su mandato, alojará en su castillo de Brihuega al futuro Alfonso VI, desterrado por su hermano Sancho. Su estancia en Brihuega será muy importante para su futuro como monarca de Castilla y León en las operaciones de Reconquista del territorio y su futura incorporación al territorio cristiano y más concretamente al futuro arzobispado de Toledo. La hija de Al Mamun, la princesa Elima, acabará viviendo en el castillo de su padre en Brihuega. La leyenda dice que, tras su conversón al cristianismo, tuvo una visión celestial que derivo en el descubrimiento de la imagen de la Virgen de la Peña. Esa es la razón por la que en los pasacalles, los dos gigantes que encabezan los desfiles son Al Mamun y su hija, la princesa Elima.